Cantabria Seis - Bilbao

Un total de 45.000 m3 será la cantidad de lodos y fangos que se extraerán una vez finalice la operación de dragado de los fondos que la Autoridad Portuaria de Bilbao (APB) está llevado a cabo en varios tramos de la ría.

Los trabajos se iniciaron el pasado mes de agosto y se prolongarán hasta finales de octubre, según indicaron ayer fuentes del Puerto de Bilbao. La presencia del gánguil Cantabria 6 en la zona del puente Euskalduna y la curva de Olabeaga en los últimos días ha llamado la atención de muchos viandantes. “El operativo no es nada extraordinario”, indicaron desde la APB. Forma parte del mantenimiento habitual de los fondos del cauce navegable de la ría que se controlan trimestralmente con batimetrías, es decir, mediciones de su calado, la distancia entre el fondo y la altura media de la lamina de agua.

Los últimos exámenes determinaron que en varios tramos era necesaria la reducción de la altura de los fondos. Por ello, los trabajos de dragado se están llevando a cabo en ocho zonas a lo largo del canal de navegación de la ría “con objeto de recuperar el respectivo calado nominal y garantizar las condiciones hidrodinámicas que permitan su plena operatividad”, concretaron fuentes de la APB.

El sube y baja de la gran pinza hasta el fondo y el depósito de su contenido en la gran bañera del gánguil no es una escena habitual en el centro de Bilbao. Pero es que las corrientes, los sedimentos que arrastran las lluvias y las mareas vivas se han aliado para disminuir el calado en diversas puntos de la villa. En concreto, frente al Museo Marítimo, en la curva de Olabeaga y en la curva de Zorrotza, el calado después del dragado será el de menos 5 metros referidos a la altura media de la lámina de la ría. Aguas más abajo se recuperarán calados entre los menos 6 y menos 7 metros en dicho canal. Todo lo extraído se está depositando en el recinto confinado dentro de lo que será el futuro espigón central en el puerto exterior.

 

Fuente: Denia.com

Foto: Pablo Viñas